La maquinaria casi perfecta de los gobiernos populistas de Argentina y Venezuela.

La maquinaria construida y perfeccionada por los gobiernos populistas permite un mecanismo de concentración y retención de poder extremadamente afinado.   El funcionamiento de la maquinaria es así:

1)Gobiernos anteriores, etiquetados como “de derecha” o (aún peor, la palabra maldita) “neoliberales” cometen tropelías de todo tipo, que generalmente combinan corrupción, desamparo social de la clase baja y poco aprecio por los llamados “derechos humanos”.  Junto a esto, aplican ciertas políticas correctas como apertura económica, desregulación y privatizaciones.

2)Frente al descrédito del gobierno anterior, un partido o lider populista gana las elecciones

3)El gobierno populista encuentra apoyo popular para cerrar la economía, estatizar empresas, regular sectores económicos considerados “abusivos”.  También implementa planes de asistencia directa social, ya sea proveer comida, dinero u otros bienes y servicios en forma directa a los sectores marginados mediante “estructuras sociales” que aseguran el control sobre este sector.

4)Los medios mas masivos de estos países generalmente acompañan (parcial o totalmente) el cambio de pensamiento de la opinión pública para “montarse en la ola” ideológica y económica.  La distribución arbitraria de la publicidad oficial (que en mercados chicos representa una buena parte de los ingresos de los medios) comienza a volcarse hacia a aquellos medios que abrazan la nueva causa con mas “fervor”, hasta ahogar financieramente a los medios independientes u opositores.  En el caso que el dinero no sea suficiente para disciplinar un medio, los gobiernos populistas se apalancan en cierto consenso social o mas bien indiferencia social para directamente expropiarlo.

5)Con el control de los medios, la dependencia de la clase baja de la asistencia directa oficial y el control de los sectores clave de la economía, el gobierno populista se asegura que 4 sectores clave le serán fieles: la prensa/medios, los pobres, los sindicatos y los empresarios.

6)El mecanismo de retroalimentación de pobres asegura una masa fiel de votantes. Cómo aseguran la generación de pobres/votantes? Con la alta inflación que licua los salarios mas bajos, con el encarecimiento de productos e insumos importados por el cierre de la economía.  Junto al deterioro económico se produce o profundiza un fuerte deterioro en la educación (principalmente a nivel primario y secundario), ya que al gobierno populista no le intresa ni le conviene un pueblo mas educado, salvo en la “doctrina oficial”

7)A nivel económico, el gobierno populista produce modelo único en cada país, ya que la estructura económica pasa a depender de la voluntad, deseos y convicciones del líder mas que atender a los factores del mercado.  Esto normalmente se refleja en una fuerte distorsión de precios relativos, sectores muy prósperos en base a subsidios, sectores eficientes castigados con impuestos, aparición de industria ineficiente y pérdida de competitividad internacional.  Generalmente también se acompaña con un consumo de stock de capital (la maquinaria y la infraestructura no se renuevan). Los factores comunes de estos modelos son una economía basada en el sector público y el consumo (“para mantener felices a los votantes”), lo que produce una “endogamia”, dando origen a una rutina que entorpece la alocación eficiente de recursos, produciendo “engendros” económicos que cada día necesitan mas protección del “feroz” mercado externo.

8)De hecho, es el punto anterior el único talón de Aquiles (aunque relativo) de este modelo de sostenimiento de poder. Bajo circunstancias normales, una economía populista termina generando déficit fiscal y endeudamiento (o mas expropiaciones).  El endeudamiento externo termina generando problemas en la balanza de pagos por la creciente carga de intereses (tanto por la mayor deuda como por la mayor tasa que hay que pagar por el riesgo creciente).  Llega un momento que los prestamistas (Bancos, Inversores personales, Fondos) ya no están dispuestos a seguir prestando por los propios ratios de deuda inaceptables que tiene el país. Esto afecta no sólo a préstamos nuevos, sino a las renovaciones de capital que tiene la deuda contraida.  Si el gobierno no consigue recursos de deuda nueva, la alternativa que tiene es expropiar la riqueza o stock de capital a los ciudadanos.  Por supuesto que esto tiene un límite de rebelión, pero hasta llegar a ese límite el gobierno populista, si conserva poder popular, puede escoger algunos chivos expiatorios, tildarlos de explotadores y confiscarle recursos sin que la mayoría de los que lo apoyan (pobres, empresarios, funcionarios, sindicatos, medios) noten que ellos pueden estar mas adelante en la cadena de expropiación.

9)Cuando las fuentes que permiten sostener el modelo se acaban, existe la posibilidad que los sectores mas privilegiados que apoyaron el modelo, principalmente los medios, los empresarios y los sindicatos cambien de parecer y apoyen alternativas opositoras.  En este escenario, los nuevos actores de la oposición hacen que parte de la clase baja también cambie de parecer ya que controlan una buena parte del poder frente a un gobierno debilitado.

10)Frente a estas circunstancias, un gobierno opositor toma el poder (en forma democrática y ordenada en los mejores casos), y se enfrenta a un panorama desolador.  Cada medida que toma o quiere tomar tiene escollos gigantes o tiene repercusiones sociales de corto plazo muy negativas. Para eliminar el deficit fiscal tiene que recortar la asistencia a sectores del estado y privados que reciben subsidios del gobierno.  Esto causa desempleo, generando mas necesidades de asistencia social, impactando nuevamente el deficit. Estos ajustes, además, pueden plantear medidas juzgadas “antipopulares” y demonizadas por el gobierno populista como privatizaciones, cierre de empresas ineficientes y ajustes de precio a nivel de mercado.  Para permitir el acceso a mejores y mas baratos bienes de consumo a los pobres, e insumos y equipo a la industria para mejorar la productividad, debe abrir la economía, impactando negativamente a ciertos sectores productivos locales ineficientes, lo que causa mas desempleo de corto plazo.

En el plano externo, debe convencer a los escépticos inversores que vuelvan a prestar para financiar el proceso de transformación.  En la mayoría de los casos, la deuda voluntaria del mercado privado no aparece, por lo que es necesario financiarse 100% con organismos internacionales (también demonizados) como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.  La inversión directa tampoco aparece ya que muchos de los inversores/empresas multinacionales salieron escaldados de experiencias anteriores con el gobierno populista donde fueron sometidos a expropiaciones y/o controles arbitrarios de precios, costos e impuestos.

Frente a este panorama, las chances de éxito de los nuevos gobiernos surgidos de la oposición son muy limitadas si no cuentan con un fuerte apoyo externo o un shock favorable como por ejemplo la mejora de precios de los bienes exportables.  Si no sucediera esto, existe una buena probabilidad que el gobierno populista retorne, con cualquiera de sus caras, ya sea vestido de socialista, de nacionalista, de “productivista” o de fascista.

11)Aunque, volviendo al punto 8), existen circunstancias especiales que hacen que el modelo económico populista nunca termine de colapsar.  Estas circunstancias tienen que ver con la estructura productiva heredada y el estado del mercado internacional.  Para ser concretos, un país puede tener un recurso productivo, un sector o industria altamente competitivo y con gran volumen, cuyo exito permita sostener toda una economía ineficiente.  De ser así, la economía populista puede no solo sostenerse, sino también crecer, aunque por supuesto a tasas y niveles de sustentabilidad muy inferiores a los que permitiría un modelo eficiente.  De esta forma, de cara a la opinión pública y el análisis de los números en forma aislada, la economía populista podría auto arrogarse una buena performance, y sostenerse indefinidamente.  Este sostén económica hace que el regimen político populista pueda perpertuarse en el poder.

12)Cuál es el antítodo para que esto no suceda?

a)Fortaleza de las instituciones: independencia de los poderes, prensa independiente, organismos de control y auditoría. Sistema de partidos políticos sólido.

b)Educación: que cada ciudadano tenga la libertad y capacidad de tomar decisiones racionales, pensando no sólo en el corto plazo sino en el impacto que las elecciones tienen a mediano y largo plazo en su vida y la de sus eventuales hijos.

Sin embargo, estos factores no están muy presentes en un estado con gobierno populista, sobre todo la solidez de las instituciones republicanas.  El ascenso al poder de un lider populista se da generalmente cuando las instituciones ya no funcionan correctamente (o nunca existieron), los partidos no tienen poder o interés para sostener candidatos racionales/equilibrados.  Una vez en el poder, el gobierno populista se encarga y logra rápidamente (y facilmente) controlar todos los poderes (legislativo, justicia, prensa, sindicatos, empresarios).

En cuanto a la educación, los procesos de formar ciudadanos independientes toman varias décadas, y cuando un líder populista asciende es porque generalmente los ciudadanos no han votado en forma totalmente independiente o racional.  Al problema normal de educar al pueblo, en muchos países se suma el problema nuevo de alimentarlo antes.  Al deterioro del nivel educativo se le suma la falta de acceso a educación por causa de la pobreza (los niños trabajan o no tienen dinero para asistir a la escuela).

Es por esto que soy en general pesimista con los destinos de Venezuela y Argentina, y mas pesimista aún con los países que tienen menos recursos y mas pobreza (Bolivia, Nicaragua, Ecuador).

Desde mi perspectiva, sin embargo, Argentina cuenta aún con una parte de sus ciudadanos (la diezmada clase media que era mayoritaria hace no tantos años) que recibieron buena educación (gratuita y estatal) y podrían servir de moderadores de esta tendencia negativa, aunque quien asuma en 2011 (y ojalá no sea antes, nadie quiere que los Kirchner se vayan un segundo antes de lo que marca la Constitución) tendrá por delante una tarea ciclópea y necesitará de todos los vientos favorables del mercado externo (como los que predominaron durante la era kirchnerista con un altísimo precio de la soja/soya, principal exportación de Argentina) para poner al país nuevamente en la senda de la civilización y el crecimiento.

En el caso de Venezuela, su principal problema es su principal riqueza: el petróleo.  Mientras el gobierno de Chavez siga contando con estos ingresos podrá seguir controlando el poder, y lamentablemente lo que queda de la clase media venezolana no parece tener la fuerza para balancear el poder ni para generar un líder que unifique la disidencia y sea capaz de convencer a parte de la clase baja.

Kirchner y un “baño de pueblo” en el distrito de La Matanza, una de las mas grandes fábricas de pobres y votos peronistas en el cordón urbano que rodea Buenos Aires

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>