Cómo odio la palabreja «accesar» y otras deformaciones espantosas del idioma

Venía muy tranquilo en el coche, disfrutando de un jueves de poco tránsito, sintonizando la radio (por Dios, no digan «el radio»), y en alguno de los programas salió alguien con quien me identifico, indignado porque un Secretario de Educación dijo en su discurso de presentación de una enciclopedia pública que «los jóvenes pueden accesar […]