Los mejores restaurantes de México DF: los “nuevos” restaurantes de la Roma, la colonia gourmet del DF

maximo bistro restaurante la roma

En la colonia Roma del DF están apareciendo los nuevos mejores restaurantes, desde el punto de vista de innovación, ya que no son tan clásicos y caros como los de Polanco y Las Lomas.  Por el contrario, son restaurantes que desafían por los nombres de sus platos, y sobre todo, por sus ingredientes.

La Roma ha producido un pequeño e interesante milagro, cuando parecía que toda la zona que rodea a la Condesa se volvía comedero barato, música fuerte, tráfico y ambiente hostil de antro, la Roma mostró su estirpe, esa de sus edificios neoclásicos, tiendas tradicionales, y vecinos encantadores, que se rebelan al mal gusto, la prepotencia y los gafetes descaradamente a la vista, al menos por ahora.

Todo chilango que se precie de “gourmand” habla de Máximo’s Bistro.  La verdad que me hablaron tanto de Máximo’s que se me fueron las ganas de ir, además que no está fácil llegar a La Roma desde Polanco últimamente (el cruce de Insurgentes, Medellín y Monterrey por Álvaro Obregón debería ser investigado por Human Rights Watch y la Escuela de Estudios Freudianos para Conductores de Peseras-EEFCP).   Caí casi por accidente, fui a una cita con una agencia (que aún no me ha comprado nada!), y luego de la (supuestamente) exitosa junta recordé que necesitaba comprar una bicicleta.  Un amigo me había recomendado “People for Bikes” (sitio oficial con los modelos y marcas de bicicletas a la venta http://pfbmexico.com), un gran lugar para ser bien atendido, asesorado por gente que sabe, y con buen stock de buenas bicicletas Specialized, Globe, Brompton, entre otras.  No sé si esta gente tiene un don especial para venderte una bici en MXP 16.000, pero luego del mal trato de los flojos que atienden en la bicicletería Jack Rabitt de Polanco (Oscar Wilde, entre Virgilio y Emilio Castelar, junto al mediocre y famoso restaurante Brassi), salí encantado, y con una gran bicicleta, que uso mucho mas de lo que pensaba (ahorro acumulado en horas de tráfico desde Julio 2012 = 314,8 = 186.400 calorías quemadas = 187.516 automovilistas incivilizados insultados de forma absolutamente ofensiva).

En fin, una vez llegado y aclimatado a la Roma, me topé con el Máximo’s, poco llamativo de afuera, menos llamativo por dentro, arriesgué a pedir una mesa a las 2.15pm, para una sola persona.   Luego de una estudiada cara de “eres pendejo que caes sin reservación?”, en 5 minutos me dieron una mesa en la banqueta de “alguien que no respetó la tolerancia de 15 minutos”.   A partir de ese minuto, y a pesar que mi espíritu ácido a veces prefiere para lugares con tanta fama comer mal con tal de tener algo jugoso para criticar, todo fue excelente.  La selección de vino está bien, con una carta de mexicanos al mejor precio posible, para un origen que aún sigue totalmente overpriced para su calidad.   Sin probar el menú, pensé que los platos irían mejor con un sureño (del sur de Francia, un Rohne, de alguna de las 1.000 DOs que tienen en una zona mas chica que el Edomex).   Luego de dos tragos me dí cuenta del error, era un típico Chateaux Arnaque (“ceux qui nous exportons vers les nouveaux pays”, típico vino malo francés que se exporta a países que piensan que “si es francés es bueno”, ya sea vino, recurso humano, auto, moda o crema para el sol).   Menos mal que era sólo una copa.  Para seguir, opté por un blend de mouverdre/syrah muy afrutado del Valle de Guadalupe (MXP 700 aproximadamente), que estuvo perfecto para acompañar la comida.

Antes de que lleguen los platos, los camareros sirven unas berenjenas “ceniza”, hechas puré, para acompañar al pan recién salido del horno.  Esto es gratis, y quizá lo mejor del restaurante, no se puede dejar de comer, es totalmente adictivo.

Pedí una sopa de elote de entrada, que estaba buenísima, y de principal un lechón caramelizado, acompañado de salsa de chiles tatemados, un plato increíblemente sabroso, a la altura de los mejores lechones de Biko, Astrid y Gastón o el Como Aristóteles.  Los precios no son baratos como otros lugares de la Roma, son similares a algunos de Polanco, pero están bien para una comida de gran nivel.   El chef y propietario, Eduardo García, cocinó antes en el Pujol en Polanco, y en el famoso y repleto de estrellas Michelin “Le Bernardin” en Manhattan (NY).

La dirección de Máximo’s Bistro es Tonalá 133, esquina Zacatecas, a dos cuadras de Orizaba (la calle emblemática de camellón de la Roma).

Dentro de las aperturas recientes, hay dos para destacar: Maja (aunque este está en Condesa) y La Taberna del Chanclas, ambos con foco en la cocina española.

maja, nuevo restaurante español colonia roma

Maja, con una propuesta mas moderna, está ubicado en una casona reciclada de Durango, muy cerca del Palacio de Hierro, en una zona tranquila (al menos en temas gastronómicos) de la Roma.   El diseño y la arquitectura son muy buenos, a cargo del arquitecto Rodrigo García Lastra.   La comida está basada en platos típicos españoles, como tapas, croquetas, tortilla de patatas, chuletón, rabo de toro, etc, pero con un twist moderno.   La cocina está a cargo de la chef Paulina Morel, quien estudió en San Sebastián y trabajó con Arzak en España, y con los exitosos Mikel Alonso/Bruno Oteiza en el Biko (Polanco/DF).  Precios equilibrados y buen ambiente.  Maja está en Avenida Durango 279, teléfono para reservaciones 5211 7972.

taberna del chanclas los mejores huevos rotos del df

La Taberna del Chanclas, a pesar de su nombre espantoso, es un gran lugar.  Su dueño,  Jean Claude Rochas Herrerías trajo a México lo que aprendió en el inigualable Casa Lucio, restaurante emblemático en Cava Baja (La Latina, Madrid), cuyas especialidades son los huevos rotos y el rabo de toro.   La apuesta es sencilla, de taberna, con una lista de platos clásicos como quesos, jamones, gambas al ajillo, y, por supuesto, huevos rotos (huevos fritos poco hechos, sobre cama de papas fritas, y habitualmente acompañados con lonchas fritas de jamón o tocino, o rodajas de chorizo).   Precios adecuados, y pocos pero buenos vinos españoles.  Un gran lugar.  La dirección de La Taberna del Chanclas es Aguascalientes 206, esquina Nuevo León, y su teléfono para reservaciones 5264 3997.

Dentro de los restaurantes que ya llevan un tiempo, se destaca el Rosetta, alguna vez el lugar mas deseado de México, donde era imposible conseguir mesa.   Propuesta de cocina italiana regional, y algunos platos mas mexicanos, me dijeron que luego de un mal momento, recuperó la calidad de su cocina inicial, a un gran nivel.   Es caro.  La dirección del restaurante Rosetta es Colima 186, casi Orizaba, y su teléfono es 5533 7804.

Un clásico de la Roma es el Contramar (en Polanco su restaurante hermano se llama Entremar, en Hegel y Horacio), propuesta clásica de cocina de mar mexicana, sólo para el horario de la comida (no abre de noche).   Tostadas de atún, piernas de cangrejo, pescado a la talla son algunas de las especialidades del lugar.   Siempre de moda, no acepta reservaciones, y es difícil conseguir mesa, especialmente los viernes, días que gente bonita de profesiones “cool” atiborran sus mesas de 2pm al cierre (permanece la gente mas fiestera adentro, con las persianas bajas).  El Contramar está en Avenida Durango 200, casi llegando a la Fuente de Cibeles.  El teléfono del Contramar es 5514 9217.

Otro lugar muy recomendado estos días es el MOG, un lugar muy bohemio, que ofrece una fusión de varias cocinas asiáticas, a un precio…bohemio.  Entre los platillos se destacan especialidades típicas japonesas, chinas y thai, incluyendo pollo teriyaki, noodles, combinaciones de sushi, yakimeshis, y varios platos con buen curry.  El restaurante MOG está en Álvaro Obregón 40, Colonia Roma.  Siempre está lleno, así que ir temprano o con mucha paciencia.

Lo mas reciente en La Roma es la apertura de Bar Capote, del chef canario Pedro Martín (ex Tezca, El Secreto de Polanco y actual cocinero en jefe de El Jaleo).  El Capote es una propuesta única, que combina platos tradicionales de la cocina mexicana y española, con un twist renovador que es el sello personal de Pedro.  A pocas semanas de abrir el lugar ya está lleno.  Gran ambiente para cocteles y mezcales, y terraza muy animada.  Por ahora abre de miércoles a domingos.  La dirección es Álvaro Obregón 
179 (casi Tonalá), colonia 
Roma Norte, 
teléfono 5511-0429.

Si conoces otro buen restaurante de La Roma, no dejes de mencionarlo en los comentarios de esta nota para poder agregarlo.