El gurú de Internet Chris Anderson afirma en el New York Times que “México es la nueva China”

Mexico: "la nueva China"

Mexico: “la nueva China”

Chris Anderson, gurú de la tecnología y editor de la revista icónica Wired hasta noviembre pasado, publicó hoy en el New York Times una columna muy favorable a México, en la que postula que “México es la nueva China”.  Esta es una de las tantas notas en medios de todo el mundo que resaltan la gran oportunidad que ofrece México en la actualidad.

Anderson recientemente se unió como socio a la empresa 3D Robotics (del mexicano de Tijuana Jordi Muñoz), que hace aviones y helicópteros no tripulados (“drones”) de pequeño tamaño para uso civil.   Esta compañía, basada en San Diego, decidió poner su planta de producción en Tijuana, pese a la presión de algunos inversionistas y asesores para seguir manufacturando en China con un contrato de outsourcing.

Anderson comenta que la relación Tijuana-San Diego, o incluso Norte de México/USA, le recuerda a la alianza en los 90’s entre Hong Kong y Shenzhen en China: una locación tiene diseño, capital, comercio, y la otra se especializa en manufactura (Anderson fue periodista de The Ecomist en Asia).  Para el columnista, la ventaja de México sobre China es la rapidez y cercanía (“quicksource” versus “simply outsource”), además de una diferencia de costo laboral que está desapareciendo.   Esta rapidez y cercanía tienen ventajas concretas en control de calidad sobre el proceso, mejor control de la propiedad intelectual y mejor tiempo de respuesta para el mercado en innovación y cambios.    Anderson cita otras compañías americanas que tienen plantas en México, incluyendo a Dell, Boeing, GM y GE.   México presenta un gran atractivo no sólo por cercanía, sino por la disponibilidad de ingenieros, algo cada vez mas escaso al norte de la frontera (México “produce” 115.000 ingenieros por año, 3 veces más que USA en términos per cápita).

Si bien la nota no es muy profunda, y no explica en detalle las ventajas que menciona, es una gran noticia de México; hasta parece publicidad pagada: Chris Anderson en el New York Times hablando bien de un país no sucede frecuentemente.  Además le hace un gran favor a Tijuana, hablando de lo fácil que es pasar de esta ciudad a San Diego (“como entre países europeos”) por negocios, revirtiendo la reputación de esta ciudad californiana como lugar peligroso y de diversión y tequila baratos.

Estas declaraciones de Chris Anderson coinciden con las de Joseph Stiglitz, el ex-premio Nobel de Economía, quien en una breve entrevista durante el foro de Davos declaró que “México ya es mas competitivo que China, y eso significa crecimiento”.  Stiglitz es un economista heterodoxo, contrario al llamado “consenso de Washington” (que defiende cuentas equilibradas y libre-comercio) y es asesor pagado de algunos gobiernos de Latam como el de Cristina Fernández de Kirchner.

Mi crítica al artículo, además de que podría haber sido mas profundo, es que asume que México/Tijuana siempre tendrán el rol del fabricante, y no el de diseñador/creador.   Está muy bien que México sea un buen socio para ensamblar lo que se crea al norte de la frontera, y es positivo para la economía de ambos países que eso suceda en esta instancia histórica, pero México también debería poner un esfuerzo importante para generar innovación endógena, y no ser simplemente un muy buen “maquilero”.

Mientras tanto, los pronósticos de crecimiento de PIB mundiales siguen favoreciendo a México, en un contexto mundial de ajuste a la baja.   El consenso de pronósticos de crecimiento para México de PIB para 2013 sigue estando en 3.5%, aunque algunos analistas (el equipo de research de HSBC México por ejemplo) lo sitúan en 3%.  El 3.5% pondría a México con un crecimiento similar al PIB de Brasil, luego de que el país sudamericano hiciera mucho esfuerzo para volver a crecer rápidamente después de tres años para el olvido.  Los números finales de crecimiento de Brasil de 2012, con sólo un 1% (versus México 3.8%) y una inflación del 5.8%, fueron decepcionantes, y varios analistas ajustaron la proyección de crecimiento de PIB de Brasil para 2013 a sólo 3% (sería el tercer año consecutivo que México crece más que Brasil).