Tulum, el mejor lugar de la Riviera Maya para vacaciones en la playa

rosa del viento playa hotel beach club mejor hotel de tulum

La playa paradisíaca del hotel y restaurante Rosa del Viento

No soy un crítico objetivo en este caso, estoy enamorado de Tulum desde que lo conocí en 2003.  Pero trataré de describir de la forma mas imparcial por qué Tulum es la mejor playa en México, para la gente que tiene gustos similares a los mios al menos.

Como siempre, lo mejor de un lugar es la gente.  Tulum tiene un combinación de locales y turistas muy interesante.  Gente que se comporta como si fuera mejor educada.  Mezcla de europeos hippies y/o sofisticados residentes y turistas, con la calidez de gente local muy auténtica, nacidos en la zona, o inmigrantes de Yucatán, Chiapas o Tabasco, americanos de USA y canadienses con un gusto diferente a beber licor barato en vasos de plástico.  Chilangos chic.  Se respira un ambiente bohemio, de gente no tan bohemia, lo que hoy se llama “hip-chic” o “eco-chic”.  Tulum se ha convertido en los últimos años también en el refugio de vacaciones de las modelos de todo el mundo y los famosos de New York, Hollywood y Londres por la facilidad de pasarla bien de forma natural.  Un lugar sin acoso, donde se los puede ver en havaianas, hasta un poco extrañados que nadie los reconozca.

modelo en la playa

Modelo en la playa? O sólo otra turista disfrutando del mar perfecto? En Tulum da igual.

La hotelería es a escala humana, no mas de 30 habitaciones como máximo.  Hace 10 años era el extremo de lo hippie, con pisos de arena, sin luz ni aire acondicionado.  Pero ahora hay hoteles boutique que combinan muy bien lo rústico con el comfort, y por qué no, el lujo.  Be Tulum, Rosa del Viento, Posada Margherita y Coqui Coqui son algunos de los hoteles en la playa que ofrecen lo mejor de los dos mundos: relax y servicio con mucho estilo.  Pero también hay hoteles que siguen sirviendo a un turista con menos presupuesto, Tulum está lleno de hoteles baratos y hostels, especialmente en el pueblo.

Los restaurantes de Tulum también han evolucionado con los años.  Hoy se puede comer en lugares de muy buena cocina, con chefs venidos de varios lugares del mundo.  Los mejores restaurantes de Tulum son El Hechizo, The Hartwood, Posada Margherita, Rosa del Viento y Casa Banana, entre otros.  Tulum también tiene buenos restaurantes mexicanos como Ana y José y el ultra-local El Camello Junior, el mejor para pescados y mariscos (ceviches, pescado entero frito, cóctel de camarones y pulpo) estilo mexicano.  Además de El Camello Jr, está lleno de restaurantes/taquerías tradicionales, buenos y baratos, muchos de los cuales apuntan tanto al público que trabaja en hoteles como a los turistas, a precios muy convenientes.

Alta cocina en The Hartwood, pero muy relajada

Alta cocina en The Hartwood, pero muy relajada

Tulum tiene un “defecto” evidente: el pueblo, ubicado sobre la carretera que va de Cancún a Chetumal es francamente espantoso, a pesar de los esfuerzos de remodelación de los últimos 5 años.  Los trailers y en general el tráfico (aunque no es mucho) pasa por su calle principal, la avenida Tulum.  Hace unos años se construyeron unas calles laterales a la carretera para el tráfico local, lo que logró hacer mas agradable esta calle llena de bares hippies, tienditas de conveniencia, algunos bancos y demasiadas tiendas de artesanías mexicanas “made in china style”.

Productos chinos, cafés y bares hippies

Productos chinos, cafés y bares hippies

Sin embargo, la lejanía del pueblo original de sus playas (unos 4 kilómetros) permitió a las playas de Tulum permanecer en el gran estado de conservación actual, limpias y sin multitudes.   La gente que no se aloja en algún hotel boutique sobre la playa (las únicas construcciones permitidas, hace muchos años), puede sin embargo disfrutar de estas playas prístinas ya sea yendo a alguna de las playas públicas, o a cualquiera de los hoteles, que en su mayoría aceptan clientes con tal que consuman en su restaurante o bar, y muchos incluyen servicio de toallas además del conveniente uso de baños/regaderas.  El pueblo está conectado a las playas por una ciclovía, lo que hace que florezcan muchas tiendas de renta de bicicletas.

La distancia entre pueblo y playa también posibilitó una mejor planeación de Tulum, para que no pase lo de Playa del Carmen, donde el crecimiento explosivo creó un problema de  infraestructura, medio ambiente y tráfico.   Los desarrollos de casas, condominios y departamentos de Tulum están mejor pensados, y son muy recientes.  Existen unos 20-30 edificios de condominios disponibles para el turista.   La mayoría están ubicados un poco lejos de la playa (a unos 6-9 km), al final del pueblo, rumbo a Chetumal.  Pero también está en pleno desarrollo Aldea Zamá, un fraccionamiento ubicado en una zona inmejorable, entre el pueblo y la playa (su entrada está a sólo 2km del mar, y a menos de 3km de los primeros clubes de playa).   Aldea Zamá tiene dentro de su plan muchos condominios y casas que ofrecen renta vacacional a los turistas, generalmente rentados por semana (precios de US$ 800 a US$ 2.800 por semana).  Aldea Zamá es un desarrollo, que si bien es grande (mas de 130 hectáreas), tiene grandes áreas verdes y un arquitectura mandatoria que combina confort moderno con uso obligatorio de materiales locales como piedra, madera y palapa.   Dentro de Aldea Zamá ya existen dos edificios de condominios destinados al turismo, Zamá Village, el primero, y Real Zamá, recientemente finalizado.  Ambos tienen departamentos de dos recámaras con dos baños, construidos en tres niveles, con una alberca central.  Los penthouses, además, tienen un rooftop privado con jacuzzi y palapa.  La ambición de Aldea Zamá, que tiene destinada a área comercial una parte sustancial del desarrollo, es convertirse en el nuevo “downtown” de Tulum, pero bien hecho.  En 2013 estarán abriendo los primeros comercios: tiendas de conveniencia, hoteles y restaurantes.

Zama Village, un edificio de condominios de lujo, respetando el estilo natural de Aldea Zamá.

Zama Village, un edificio de condominios de lujo, respetando el estilo natural de Aldea Zamá.

Las playas de Tulum son de arena blanca y un mar azul/verde/turquesa, generalmente muy calmo.  Existen playas públicas cerca de las famosas ruinas de Tulum, conocidas como “Playa Paraíso”, a las que se puede acceder desde el camino costero que une las ruinas con el pueblo de pescadores de Punta Allen (50 kilómetros).  Al sur de Tulum, a sólo 10 kilómetros de su centro, por el camino que conduce a Punta Allen, está la entrada a la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an, un lugar paradisíaco que tiene playas vírgenes por kilómetros, y una laguna gigante llena de diferentes especies de reptiles, mamíferos, peces y aves.   La laguna se conecta con el mar via un canal natural, que se atraviesa por un viejo puente, lugar para avistar cocodrilos y aves, además de un gran punto de pesca deportiva (jureles, robalos, pargos y otras especies abundan en el área).  Varias empresas ofrecen tours en lancha por esa zona natural magnífica.

Además de estos atractivos, Tulum tiene una ubicación ideal para visitar otros puntos fuertes de interés turístico de la zona:

1)Las ruinas mayas de Tulum, las únicas sobre el mar, literalmente

2)Las ruinas mayas de Cobá y Chichén Itzá, imponentes entre la selva

3)Los parques eco acuáticos para niños de Xcaret, Xplora y otros, además de cientos de parques naturales con cenotes para hacer snorkeling y buceo en cavernas

4)El snorkeling con tortugas y otras especies en la cercana bahía de Akumal, o el arrecife cercano, paraíso del snorkeling de arrecife de Soliman Bay.  O ir hasta Playa del Carmen, y tomar el ferry para hacer snorkeling o buceo en la cercana isla de Cozumel, uno de los mejores lugares del mundo para especialidad

5)La visita de elegantes ciudades coloniales, plenas de encanto y arquitectura original como Valladolid y Mérida.

En fin, Tulum ofrece todo para las mejores vacaciones en la playa, sólo falta que lo conozcas.

Un buen club de playa para descansar en Tulúm: Ana y José

A pesar de ser semana santa, con toda la península de Yucatán llena de turistas, estuve dos días en el club de playa Ana y José en Tulúm y logré descansar.  El servicio es impecable, la comida y la bebida son buenas y a precios razonables y el ambiente es de buen nivel.  Fue un gran alivio teniendo en cuenta que en lugares como Cancún o Playa del Carmen era casi imposible encontrar un lugar en la arena. Continue reading