Como represalia el Gobierno Español expropia empresas Argentinas en España


Argentina teme que grandes empresas argentinas que ampliaron sus horizontes y realizaron inversiones genuinas y productivas en España sean afectadas por la escalada de la guerra comercial entre los países. Cristina Kirchner lamenta que empresas que han aportado tanto a la modernización de España y a su inserción en la comunidad europea sean castigadas injustamente. La lista de empresas que el Gobierno de Mariano Rajoy decide expropiar como represalia a la nacionalización de YPF incluyen:

1)Dos puestos de choripan en Vallecas (en la zona industrial)
2)Un locutorio/ciber café en La Latina
3)Una academia de tenis (de un sólo profesor) en alguna playa cutre del Levante
4)Una compañía entera de teatro callejero (40 personas), que habitualmente opera en Sol
5)Despojo de concesión territorial a un mimo que opera en la Castellana
6)Una tienda de ultramarinos que importa dulce de leche, yerba y tapas de empanadas en Ciudad Lineal

Pero poniéndonos serios, sí existen algunas formas legales y series para las represalias Españolas, y ellas están fundamentalmente ligadas al CIADI (tribunal de Banco Mundial para litigios comerciales entre países), a la posición que adopte Brasil y a la posible exclusión de Argentina del G20. Lee aquí los posibles caminos legales y diplomáticos de las represalias españolas.

Enrique Galván Ochoa y Carmen Aristegui: Visiones equivocadas sobre el proteccionismo y la seguridad jurídica

Escuchando esta mañana la columna de economía y negocios de Enrique Galván Ochoa en el programa de Carmen Aristegui en MVS Noticias se me atoró el café.

En el marco de la negociación del acuerdo de comercio bilateral automotriz, Enrique Galván Ochoa

1)Elogió la actitud del gobierno de Argentina (Cristina Kirchner) de obligar a la petrolera YPF (controlada por la española Repsol) a reinvertir dividendos en Argentina.

Este fue un paso arbitrario del Gobierno de Kirchner, que actualmente está decidiendo nacionalizar/estatizar la empresa, violando todos los acuerdos internacionales y poniendo a Argentina en la misma lista de países delincuentes como Venezuela. El paso anterior del gobierno fue obligar a Repsol a vender 25% de la empresa a un grupo de ahora ex amigos de Kirchner, los Esquenazi, que adquirieron su participación casi sin poner dinero (se paga con los propios dividendos generados por su 25%).  Estas medidas y otras similares ya pusieron a  Argentina por detrás de Brasil, México, Chile, Colombia y Perú en la lista de receptores de inversión internacional.

2)Destacó cómo Argentina y Brasil “defienden sus industrias locales”.

El proteccionismo de Brasil, y especialmente el de Argentina están generando problemas de creciente dimensión a estos países es sus relaciones bilaterales, pero principalmente a sus propios ciudadanos.  Un auto compacto, una TV o una computadora vale el doble que en México en estos países, y sus industrias se vuelven ineficientes.  Argentina ha llegado al extremo de cancelar toda importación automática, cualquier compra al exterior requiere un permiso especial, otorgado de forma arbitraria y corrupta.  Varias industrias de Argentina están al borde del colapso porque no consiguen la maquinaria y los insumos para fabricar localmente.  Eso sí, la empresa que importa el jamón Jabugo y el agua Evian que consume la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no tienen ningún problema para importar.

3)Aseguró que el libre comercio destruye al sector del campo de México.

El libre comercio hizo posible un gran avance de México, que construyó grandes empresas de manufactura, integradas con USA que son la envidia de Brasil, Argentina y todos los emergentes.  El campo mexicano necesita una gran reforma para volverse competitivo, sólo lo es en los sectores intensivos en mano de obra, pero no ha habido incrementos de productividad por tecnología, tiene un serio problema de minifundio y ejidos que no permiten una estructura económica viable en el marco de competitividad internacional.  Si México reforma el campo, podría ser una gran exportador de commodities como Brasil y Argentina, complementado a su competitiva industria.  Hoy en todo el mundo emergente el campo está prosperando, mientras que en México sigue pidiendo subsidios.

4)Remató que la función de la secretaría de economía debería ser proteger la industria nacional.

Si bien esta Secretaría trabaja específicamente con la producción nacional, todo ente de gobierno tiene que tener en cuenta el bien común de la población.  Las autoridades económicas que ponen mucho énfasis en la “industria nacional” terminan perjudicando a la “Nación”, que somos todos los consumidores, mediante la producción ineficiente que tiene que ser “defendida” de la competencia de productores de otros países que ponen a disposición de los consumidores productos mas baratos.

El Kirchnerismo seguiría “democratizando” sectores, ahora el monopolio oligárquico de las matemáticas

democratizacion de la justicia y la matemática

En su afán de que todo sea nacional y popular, luego de la propuesta que los jueces sean elegidos por el pueblo, y de la desmonopolización que no se les requiera que sean abogados, el gobierno de Cristina Kirchner propone “democratizar” la matemática.

Las “soluciones finales” de los teoremas serán estudiados por una “comisión de la verdad”, integrada por dirigentes nacionales y populares de Argentina e Irán.

Así por ejemplo, el teorema de Pitágoras, que por siglos nos sojuzgó a concluir que la hipotenusa es igual a la raíz cuadrada de la suma de los cuadrados de los catetos, sería sometido a esta “comisión de la verdad”, seguida de una votación popular, en la que tanto miembros del CONICET como analfabetos de Jujuy tendrán un sólo voto.  En las primeras encuestas populares estaría ganando una fórmula de “La Cámpora” que postula reemplazar la raíz cuadrada por una raíz cúbica, mucho mas progresista por distribuir entre mas partes la longitud de la hipotenusa.

Mientras tanto, según promete otra gran iniciativa democrática presentada por la central obrera de maestros oficialistas, los autoritarios, golpistas y gorilas de los profesores de matemáticas, deberán someter a votación popular los resultados de problemas y ejercicios de exámen, poniendo por delante la voluntad popular por sobre la dictadura de los libros.